Consultarán a los que dicen “yo no apruebo la homosexualidad” para ver si también desaprueban la fotosíntesis y el electromagnetismo

Consultarán a los que dicen “yo no apruebo la homosexualidad” para ver si también desaprueban la fotosíntesis y el electromagnetismo

En caso de también desaprobarlo la naturaleza tendría cien (100) días hábiles para modificar sus prácticas.

 

De acuerdo a un informe académico redactado por un equipo multidisciplinario de la prestigiosa universidad  Common sense of The Middle Ages (Reino Unido)  98% de las personas que dicen “yo no apruebo la homosexualidad” realmente cree que la naturaleza se rige en base a sus opiniones, mientras que el 2% restante no sabe o no contesta pero tiene claro que “hay que matarlos a todos.”

Basándose en este estudio, un grupo de biólogos evolucionistas manifestó su “profundo interés” en saber las opiniones “de incidencia decisiva” de estas personas en relación a cómo debería funcionar la naturaleza, de forma tal de “modificar la dinámica de los fenómenos naturales presentes en la fauna y la flora del planeta para adaptarla a la voluntad de este grupo de personas.” Desde su campo sugirieron comenzar por “averiguar si aprueban o desaprueban la fotosíntesis” ya que es un proceso “pilar para muchas otras cosas.”

Desde la comunidad de Física tanto así como desde la de Ingeniería se hizo hincapié en lo fundamental que es conocer si existe aprobación o no para fenómenos como el electromagnetismo o la fricción, ya que “son de capital importancia para seguir funcionando como civilización industrial” y de acuerdo al grupo de juristas que les asesora “es de forma” dar aviso a la naturaleza “con una anticipación suficiente como para garantizarle al menos cien (100) días hábiles para modificar sus prácticas, sin importar cuánto tiempo haya estado, de manera errónea e inconsulta, funcionando.”

Las únicas voces arrogantes que se manifestaron en contra de estas ideas fueron las de la comunidad de Astronomía, según las cuales “la idea de someter dinámicas que ocurren en la naturaleza a la aprobación o no de un grupo caprichoso, mal informado y narcisista es un gran error, es como aceptar que La Tierra sea plana porque alguien no apruebe su carácter de geoide. El universo no es democrático y no le importan las opiniones.”

A pesar de las voces contrarias astrofascistas, según indicaron confiables fuentes, la consulta será de carácter mundial y se llevaría a cabo a finales del próximo mes por más que aún no está clara la fecha exacta de tan determinantes comicios.