Dios furioso: “No tengo relación con Alonso; estoy en Valizas y no consigo porro ¿me pueden dejar en paz?”

Dios furioso: “No tengo relación con Alonso; estoy en Valizas y no consigo porro ¿me pueden dejar en paz?”

Miércoles en la mañana. Valizas amanece con mucha humedad y bajo amenazantes nubarrones. Parece que se vendrá un nuevo chaparrón. En una carpa para tres personas en un camping improvisado nos encontramos con Dios y con un treintañero en pañales con cara y pelo de malabarista o estudiante de “Ciencias” Sociales, valga la redundancia. Dios se encuentra hirviendo agua para el mate en una garrafa pequeña mientras que el joven se encuentra sentado en un cajón comiendo naranjas de una bolsa de nylon.

EPD: Buenos días.

Dios: ¿Qué quieren ahora?

Jesús: Ay papá, no seas así. Qué tóxico. Mirá que la mala vibra que tenés se contagia.

Dios: No empieces jipi de mierda.

Jesús: ¿Ves?

EPD: Podemos regresar en otro momento…

Jesús: Ay no, quédense, quédense. ¿En qué los podemos ayudar?

EPD: Queríamos consultarle a Dios sobre un tema en particular.

Dios: Si es por lo de los botijas chicos ya dejé encargado a los curas católicos para que se hagan cargo del asunto. Hace pila que no reviso whatsapp pero supongo toda irá bien. Acá no hay buena señal. Además la idea es relajarse un poco.

Jesús: ¡Dejad que los niños vengan a mí!

Dios: Ya la asesora de imagen te dijo que no digas esa frase porque se presta a confusión. Bastante con andar abrazando leprosos y “lavándole los pies” a prostitutas.

EPD: En verdad la consulta es por…

Jesús: ¿Pero ves cómo sos? ¡Son personas!

Dios: Sí, ya sé que son personas, Jesús, los creé yo, ¿te parece que no sé lo que son? No aportás nada nuevo. Y qué olor a naranjas que tenés. Mirá que con el mate eso…

EPD: La consulta que queríamos hacerle, señor…Dios, no es por la iglesia católica, sino que es sobre las recientes declaraciones de la precandidata  del Partido Nacional Verónica Alonso y sus compañeros y financistas evangélicos Márquez y Dastugue.

Dios: Qué.

Jesús: Papá, por lo menos dale tono interrogativo a las preguntas. No podés ser tan mala onda.

Dios: En serio te digo. Acá no sé cómo fue que me saliste tan cagón. De verdad. En mis tiempos, en el Antiguo Testamento, yo mataba a todas las poblaciones de Sodoma y Gomorra así de un plumazo metiendo un rico genocidio, me inventé de la nada lo que escribí en Levítico sobre odiar y matar a quien sea homosexual,  hice que Abraham casi matara a su hijo con un cuchillo y etc etc, ¿y vos ahora me venís con que tengo que ponerle “onda” al responder preguntas?

Jesús: Siempre fuiste re duro conmigo. No te olvides que yo les tiré las mesas a los mercaderes que estaban en tu templo…

Dios: ¡Ay pero qué osado! Les diste vuelta unas mesas a unos feriantes, antichorro. ¿Estás con los de la Intendencia vos? Yo inundé el planeta entero, gil.

EPD: La consulta sobre la precandidata del Partido Nacional Verónica Alonso es la siguiente: Ella dice que usted, Dios, tiene un plan para “esta nación” (se refiere a Uruguay) y pregunta que, si Dios (usted) está con ellos (su partido), “¿quién está contra nosotros?”, deslizando la idea de que quien no la vote está con el demonio, o al menos no está con Dios y el Bien.

Dios: Miren, yo no tengo relación con Alonso; estoy en Valizas con mi hijo el jipi y no conseguimos porro  ¿Me pueden dejar un rato en paz? Todo el año dale que te dale con pedidos. Que me piden para que les vaya bien en el año, que me piden para que Peñarol gane no sé qué, se persignan antes de tirar un penal en un partido de la B y se creen que los voy a ayudar, me piden que les vaya bien con el amor, con el trabajo, hacen promesas como si a mí me faltara algo. No los aguanto más. En serio. Dejen descansar aunque sea un rato. Es Enero.

Jesús: Bueno, papá, pero precisar algo precisamos.

Dios: Ah, sí, no tenemos porro. ¿Ustedes tienen?

EPD: No.

Dios: Ah.

EPD: ¿No apoya usted entonces la campaña del Partido Nacional, más precisamente la del sector evangelista de Verónica Alonso?

Dios: ¿No escucharon lo que dije? ¿Quieren que el jipi acá les haga un milagro de esos que hacía para levantarse a María Magdalena y les cure la sordera?

EPD: Queríamos asegurarnos de su respuesta.

Dios: La política uruguaya, el Uruguay, la vida de las personas, el mundo, no podrían importarme menos. ¡Dejen vivir loco! Yo que sé, en Marzo veo. Ahora lo que quiero es porro.

EPD: En Uruguay se vende en farmacias.

Dios: In iriguiai si vindi in firmicis. ¡Si cuando voy nunca hay!

Jesús: Yo capaz que consigo. Tengo un pique. Ayer le di la plata y me dijo que hoy traía.

EPD: Bueno, muchas gracias por las respuestas y…

Dios: Te va a dejar clavado. Te ven la cara.

Jesús: No papá, no me va a clavar. Es confiable.

EPD: Bueno, les agradecemos por su tiempo y las respuestas.

Dios: Ahí va. Bueno, ahora a volarse de acá del camping que tengo que seguir matando de sida a niños africanos ¿tamos? ¿O les tengo que mandar alguna plaga?

Jesús: Ellos ya tienen a Petinatti.

Dios: Ah. Cierto sí. Bueno, pero váyanse igual.

3 comentarios en “Dios furioso: “No tengo relación con Alonso; estoy en Valizas y no consigo porro ¿me pueden dejar en paz?””

Los comentarios están cerrados.