La mortal pelea entre foca que aplaude todo y  gorila por una TV Led

La mortal pelea entre foca que aplaude todo y gorila por una TV Led

La disputa habría ocurrido en horas de la mañana frente a una sucursal de Carlos Gutierrez. Afortunadamente no hubo que lamentar daños materiales. Muertos hubo trescientos veintiséis.

Según testigos del dramático suceso, todo transcurría con normalidad en la calle Colonia a pocos metros de Germán Barbato. El centro expendedor de televisores se encontraba en plena actividad pero en relativa calma y las personas estaban endeudándose tal cual es su legítimo derecho intercambiando dinero por televisores para poder ver el opiáceo e inminente Mundial de Rusia 2018 con la ansiedad habitual de ver a la selección uruguaya y de coquetear con caer en el clearing por imposibilidad de pago. De pronto- según informan confiables testigos- una escaramuza pasó de un “pequeño malentendido” a “una matanza sin antecedentes”.

“Yo empecé a ver caras de preocupación entre los vendedores” comentó a nuestro portal una de las personas que estaban haciendo fila para comprar una aspiradora; “me sentí totalmente fuera de lugar en un principio, porque no estaba comprando una tele en los primeros días de Junio en un año de Mundial y de los nervios que me agarré, me perseguí y empecé a mirar a toda la gente. Algo claramente andaba mal. Después supe que se les estaban agotando los televisores y la gente que estaba en el local claramente excedía sus posibilidades de brindar un servicio tan esencial”.

De acuerdo a lo que pudimos averiguar la cantidad de televisores a la venta no solo era insuficiente sino que además su reposición no sería inminente por algunas demoras con la importación.

“Los vendedores y las cajeras intercambiaban miradas de preocupación” nos confió otro de los testigos; “y poco a poco la gente fue dándose cuenta y una cosa llevó a la otra” sentenció.

Según pudimos averiguar los malestares pasaron rápidamente de resoplos a reclamos enfáticos cuando se comenzó a correr el rumor de que solamente quedaban cinco televisores. “La fila era de unas veinte personas”, comentó otro de los testigos consultados.

“En ese momento estaban pasando en uno de los televisores un informativo donde decían algo de que Sendic había sido procesado por abuso de funciones y peculado y del fondo de la fila apareció uno que empezó a decir que “claro, que estos tupabolches se roban todo, y aparte peculeado, qué no va a peculear, lo peculearon todo a este, que encima de progre es puto, mucha diversidad mucha diversidad y mirá lo que pasa ¡chorros! Esto es porque acá mandan los sindicatos, tienen que volver los milicos y ahí se les terminan tanto feminismo y tanto puto peculeado, las minas a la cocina y sanseacabó ¡Quiero mi tele led, quiero mi tele led! ” Ahí supe que se trataba de un gorila. Antes su vestimenta me había confundido, pero después vi que tenía algunas bananas asomando por el bolsillo de la campera. Era un gorila facho diciendo cosas de gorila facho. Eso, dentro de todo, no es tan raro. Tengo Facebook y cosas así leo todos los días” confesó el testigo. “La cuestión se picó cuando sentí unos aplausos cansinos desde el fondo. Al principio creí que era alguien aplaudiendo lo que decía el tipo, o de repente que lo hacía irónicamente, pero no, enseguida dijo “No se olviden que los rosaditos robaban eh. Banco Pan de Azúcar. Ah, sí, mucha crisis mucha crisis pero mirá esta foto ¡mirá esta foto del peaje en turismo ¡Lleno de autos! Ay, ¿qué mal la estamos pasando eh? ¡Quiero mi tele! ¡Quiero mi tele para ver el mundial! ¡Le están haciendo el juego a la derecha!” decía la foca mientras mostraba la foto de la cola de autos en su celular. Yo la verdad que me frotaba los ojos” indicó el testigo; “no podía creer lo que veía: era una foca que aplaudía todo. No dejó de aplaudir en ningún momento. Incluso cuando gritaba, seguía aplaudiendo”.

Según afirman otros testigos la pelea escaló en violencia de manera meteórica y acabó con un cruce de golpes de puños entre el gorila y la foca que se cobró desafortunadamente la vida de ambos y de 326 personas más. De cualquier manera y  para tranquilidad de todos, la mortal pelea no acabó con daños materiales o a la propiedad.

Con el afán de no provocar alarma pública y considerando la delicada fecha en la que nos encontramos, queremos transmitir un mensaje de tranquilidad y calma: el stock de televisores habría sido repuesto y se habría reestablecido su venta al público con total normalidad.